19 noviembre 2017

POESÍA AMBARINA


RÍO ÁMBAR

En el río de Ámbar
he ahogado mis penas,
al sufrir cruel condena
de saber que eras mujer ajena.

Yo te di mi cariño
mi amor recibiste,
y tú sin piedad,
mi corazón destrozaste.
En sus aguas heladas
he lavado mis heridas;
recuerda mujer, como yo,
nadie te amará en esta vida.

Es el río de Ámbar
que se lleva en sus aguas,
el amargo recuerdo,
de un amor prohibido.

Siguiendo su cause
va llevando al olvido
mi cariño perdido
que nunca, nunca
supiste valorar.

                                                                       Ámbar 15 de Agosto del 2,004.


¡VIVA ÁMBAR CAMPEÓN!
(Polka)

Fueron un grupo de amigos
inquietos muchachos
llenos de valor.

Que un domingo en la playa
acordaron dar vida
una gran Institución.

Ellos juntaron sus voces
gritaron en coro
¡Viva Ámbar Campeón!

Y hoy estamos contentos
unidos a ellos en nuestra Asociación (Bis)

Hoy pasados los años
igual como antaño
llenos de fervor.

Orgullosos lucimos
como en los 70
la misma ilusión.

Damos gracias al cielo
y a la mamashona
por su bendición.

De haber unido en Huacho
a los Ambarinos en nuestra Asociación (Bis)

¡ÁMBAR!
 Escrito en el local de la Asociación Ambarina Residentes en Huacho
 Hualmay, 01 de Mayo del 2,003


ODA AL RÍO ÁMBAR

En la quebrada del pueblo de Ámbar
surcan deslizante tus aguas cristalinas
dejándote escuchar tu voz a la distancia
resonando cual ecos en el valle
la pródiga fuerza de tu naturaleza
susurrando sobre las piedras
tu diáfano don que da vida
tiendes tus largos brazos húmedos
llenando de verdor tu valle
abriendo brechas al árido suelo del verano
compartiendo con abolengos natos
la frescura de tu larga existencia
Río Ámbar, que en tu cause abierto
llenaste de vida y verdor a Caral
le entregaste tu caudal
le enseñaste tu bravura
forjaste un pueblo milenario
Que persevero por la pureza de tu transparente vida.

                                                           Huacán, Agosto del 2,014
Antologado en  las Revistas Literarias Virtuales: Poetas del Siglo XXI (España), Revista Literaria Ángeles de Papel (Lima).



CAMINITO

Caminito serpenteante y polvoriento,
que me guías por tu senda cual rebaño,
en agosto o cualquier época del año
al encuentro de mi pueblo milenario.

Caminito que el destino me ha trazado,
que colindas con paisajes majestuosos,
decorados con árboles frondosos,
que golpean cuando pasa el caminante,
cual palmazo de saludo al amigo errante.

Caminito que me llevas en silencio
a la tierra prometida a mis ancestros,
Son tus trochas de cascajos polvorientos
que se forman como nubes con el viento,
cual tapices hasta llegar a nuestro pueblo.

Caminito que me encaminas al recuerdo
y deleitas con placeres nuestras vistas,
llévame al verde valle esplendoroso
al distrito de Ámbar noble y generoso.
                                                        Ámbar, Agosto de 1,998

Un viejo árbol de Pacay a la orilla del camino,
sostiene tercamente bajo sus firmes  ramales
la imagen viva de mi añorado Padre
una tarde de Primavera en Huancoy.

Con el ligero verdor de sus hojas,  curvan mi mente
hacia la inevitable nostalgia que asecha mis recuerdos
recorriendo lentamente cada médula de mis entrañas,
apoderándose de mi, reviviendo su suave sonrisa en su mirada.

Ahí está “Mocha”, recostado al capo del Camión “Ámbar”
con su clásica gorrita crema tipo Jorge Chávez,
está segundo de los parados de izquierda a derecha
bajo la fresca sombra del viejo árbol de Pacay.

Junto al viejo Ford que recorre los caminos
polvorientos que  llevan al pueblo de Ámbar
se ve a don Edilberto Patroni, dueño y conductor
del camión verde,  cuya placa de rodaje fue el  9094.



A: La memoria de Mi Padre Alfredo Solórzano Clavarino.

Metamorfosis de  vida
Ondas bravas del mar
Catequesis de hombre
Hecho realidad, vivo!
Amor en todos los tiempos.


                                                           Huancoy- Ámbar, Mayo del 2,013




No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...