20 noviembre 2017

POEMAS A MI PADRE

Alfredo Solórzano Clavarino “Mocha”

Han pasado los años,
Quizás toda una vida
y aun en mi recuerdo viven
Los felices momentos de mi infancia.

Veo con tanta nostalgia, Como si fuera un sueño
Aquella vieja casona, junto al pozo de agua.

Y yo ahí, al pie del pilón de la bomba
Nítidamente miro el cequión que pasa por detrás de la casa
El árbol de higos y el viejo sauce en la ladera.

Veo a mi padre, sentado en la pradera
Pintando el cielo con su sueño,
Lleno de vida, saludable, retozando su siesta
Bajo la fina fragancia de junio.

Veo a las aves anidar sobre la copa del viejo sauce
Se arrullan mis sueños junto a ellos.

Veo a mi Padre despertar la siesta
Mi corazón de infante palpita a cien por hora,
En su perfil está mi rostro, mi sonrisa.

Simplemente veo a mi Padre reverdecer mi infancia
La expresión de su mirada diciéndome te quiero.

Deseo retener eternamente en mis recuerdos
Su dulce imagen, pintado de cuerpo entero,
Sueño despierto, sueño durmiendo,
Sueño a mi Padre, dando vida a mis recuerdos.


Huacho, Junio del 2,013


A la memoria de mi Padre Alfredo Solórzano Clavarino.


Hoy te agradezco Padre lo que soy,
Gracias por darme la vida,
Por tu amor, tus penas y alegrías,
Por tus regaños y caricias,
Por consolarme en mis momentos de tristeza,
Por secar mis lágrimas en mis noches de soledad.
Gracias por esos años que viviste junto a mí,
Por enseñarme a esperar todo, sin tener nada,
Por mostrarme la vida cruda sin color de grandezas,
Gracias viejo por esos momentos que pasamos juntos,
Por esas mañanas donde el azúcar no endulzaba nuestras vidas,
Donde la sal insípida no daba gusto ni sazón a nuestros días,
Gracias  Padre, por  haberme dicho tantas veces te quiero,
Te extraño, gracias Papá, muchas gracias,
Por enseñarme a vivir la vida.


Ámbar, Junio del 2,014


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...