27 febrero 2013

Sobre el libro "JUSTICIA SIN LEY"

JUSTICIA SIN LEY es un libro basado en hechos reales, pareciera ser el título o subtítulo de una novela llena de intrigas y suspenso; pero exactamente es un caso penal tratado literariamente. Como pistas del contenido encontramos en la contraportada del libro, fragmentos de dos comentarios: una del reconocido jurista Fidel Rojas Vargas quien hace una apreciación desde su óptica jurídica, nos dice que JSL “elabora profundas reflexiones que ponen en cuestión las bases de justicia penal de un sistema del cual todos participamos y estamos inmersos”, cierto es que el libro aborda la temática penal desde el principio hasta la última línea. El segundo comentario le pertenece al poeta e Ing. Aristóteles Resquejo Armas, él resalta “la narrativa divertida, chispeante y hasta salerosa” de su autor, que se deleita en contarnos algunos misterios del derecho. 

Como dijimos el libro está basado en un hecho real, aquí el argumento referencial de la historia:


Justo Inocencio es el protagonista de la historia, un joven esforzado que tiene un estudio fotográfico en la tumultuosa La Victoria de Lima. Un día se da con la sorpresa que le han sustraídos todos sus equipos de trabajo. Desde que inicia la denuncia empieza los engorrosos problemas, en primer lugar, tiene que probar con facturas y boletas “que le robaron”, eso es “preexistencia de ley”. Surgen aquí los términos de derecho penal y las etapas de una denuncia, términos y cursos desconocidos para el ciudadano común, pero que el autor va narrando y explicando de manera sencilla y clara.

Con la única boleta que posee, el protagonista sólo puede probar que le han robaron una cámara fotográfica. El dilema surge cuando Justo encuentra y reconoce precisamente ese artefacto en una de las galerías de “Polvitos negros”. Con la ayuda de la policía, que no se atreve a intervenir abiertamente para evitar la confrontación con los vendedores, recibe el consejo de recuperar su cámara fotográfica, mediante el robo. Justo siente que no tiene otra opción, toma su cámara de la tienda y corre hacia los policías para ser “detenido” conforme al plan ya trazado. Con la boleta en su poder puede probar fehacientemente su pertenencia, pero eso no evita el pasar por un largo proceso penal, en donde qué difícil resulta vislumbrar la palabra justicia.

Es fácil advertir en el libro una innegable vocación docente del autor, la amena historia pareciera ser un hábil recurso para llevar a los lectores al conocimiento de todas las etapas de un proceso penal hasta la ejecución de la sentencia. Esta interesante fusión de derecho penal + narrativa, se entiende al reconocer en su autor al Dr. Ulises Requejo Armas,, fiscal adjunto, y a la vez poeta, natural del bello pueblo de Cajatambo.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...