14 diciembre 2011

EL NEGRO DE BERENJENAS

Te das cuenta mujer
que hoy no comieron nuestros hijos,
que'l camote ya les cansa,
que'l pan y el té no les basta,
que'stos brazos negros , flácidos,
dan asco, dan miedo
y hoy tampoco tuvieron trabajo?

Que vendemos, negra,
sí ya casi nada llevamos puesto,
sí hasta el pecho lo tengo vacío
y este puñal ¡caray!
Este puñal no lo suelto,
por que un día cualquiera d'estos,
nos va' dá de comer
el descanso eterno.

¡Maldito accidente el mío!...
Me parece que'ra ayer
Cuando todos nos reía
El negro José era fuerte,
nuestro hijos comían, y tú
eras la zamba más linda
en cíen callejones a la redonda,
y las joyas no tenían más brillo
que tus carnes de luna llena.

Pero, vino ese hijo de pu... dientes
con Satán manejándole el auto
y mí sangre quedó regada
junto a tu llanto,
junto a mis fuerzas.
“El niño no tuvo la culpa,
fue el negro de berenjenas...”
.
dijeron ayer los doctos
y hoy...
¡Hoy no comieron nuestros hijos!


Carlos Orellano Miranda, poeta natural del Callao.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...