18 noviembre 2017

CONTRAPUNTO POÉTICO PUERTO RICO –PERÚ




Julio Solórzano Murga
    Carmen Amaralis Vega Olivencia.







CANCIÓN CORPORAL.
Soy casada, por favor, contrólese. Sé que es una costumbre nuestra aquí en estas Islas la de tocarnos mientras hablamos. Pero si insiste en posar su mano en mi hombro con esa ceda que siento, no voy a poder contenerme. No puedo evitar ese corrientazo en el centro del cuerpo cada vez que me toca.

Y me quedo quietecita, asustada, con una sensación casi olvidada. Viva, sí, sintiéndome viva, alterada en lo más profundo. Sus manos logran esa física melodía que le envía mensajes al cuerpo. Y deseo caer en trance, llegar al éxtasis.

Le juro que si logro el orgasmo, sus manos serán el Dios de mi cuerpo eternamente.


                                                                                        Carmen Amaralis Vega Olivencia.


LOCO ENAMORADO

Yo sé muy bien que es usted casada, pero no puedo contener este deseo que arde muy dentro de mí ser, tan solo el sentir sus pasos me desespera; no puedo, ni debo siquiera mirarla a los ojos, son como dos puñales atravesando mi débil corazón.
Mi ser entero se rinde ante su belleza de mujer, mujer ajena que se es prohibido tentarla, en silencio mato lentamente mis frívolos deseos. Si tan solo supiera la angustia que padezco, al no poderla adorar de cerca como a mi reina bella, tal vez la locura que siento tórridamente por usted, me conlleve a perder las vistas, para nunca mas ver a mujer alguna, y nadie, nadie pueda usurpar el lugar que usted lleva en mi loco y tormentoso corazón enamorado


                                                                                           Julio Solórzano Murga


Este dueto poético se dio en la Revista Internacional de la Unión Hispano Mundial de Escritores UHE- Venezuela. En Setiembre del 2,011 bajo el titulo “Romance al Crepúsculo

ANOCHE TE VI

Anoche vi que te asomabas al jardín
trasnochaste viendo la luna
vi como te guiaba su fuerza,
como lentamente arrastraba tu ser,
hacia el limbo de la vida, la naturaleza viva.

Anoche te vi brincar el cerco del jardín
para encontrarte con los duendes,
hubo un fuerte bullicio canino,
el perro que dormía en el jardín
cual fiera aleonada se desvanecía ladrando
yo, de amanecida, velaba lentamente tu accionar
ahí al asecho, como queriendo dar tregua a mi corazón

Tu ahí, trasnochando, bebiendo un té de tilo,
para sofocar el insomnio, quizás el frio de la negra noche,
vi como precipitadamente corriste a la calle
como fiera al acecho, ocultando el sueño,
sofocando iracundamente tus miedos, tus temores.

Anoche trasnoche conjuntamente contigo,
me volví un bohemio terco, curtido por la fría noche
dejando volar mis tormentos, tratando de entrar en tus sueños
y juntos llegar a lugares mágicos, donde al fin
unidos despertaremos,
venciendo juntos el temor de poder amarnos.


                                                                                                           Julio Solórzano Murga


HOY ME TRASNOCHARÉ
Hoy me trasnocharé.
Ya me asomé al jardín y vi la luna.
Su fuerza me guía,
me arrastra,
me incita más que la razón.
Hoy me trasnocharé.
Brincaré al otro jardín
donde me esperan los duendes.
El perro que lo guarda tiene ojos de fiera.
De fiera amanecida,
como yo,
lista al asecho
y sin treguas en el corazón.
Entre té de tilo e insomnios
he pasado muchas noches.
Con urgencias viscerales
me precipito a la calle,
loba en acecho.
Entre ensueños y bohemias
he ocultado a la iracunda,
a la que quieren sofocar,
a la que no demuestra miedos,
y me corro la osadía de volar con mis tormentos
a estos lugares mágicos
donde quiero
por despecho
encontrarte.
                                                                               Carmen Amaralis Vega Olivencia
Este dueto poético se dio en la Revista Internacional de la Unión Hispano Mundial de Escritores UHE- Venezuela. En 18 de diciembre de 2015 bajo el titulo “Hoy me trasnocharé”


DE REPENTE TÚ
Ahí estas,
como queriendo escapar a mi mirada,
tratando de ocultar bajo la sombra
tu adormecido cuerpo,
 que susurra de amor por mi
sin darte cuenta que yo al acecho,
me pierdo lentamente en mis pesares.


El brillo de mi mirada me delata,
mis labios, se estremecen por un beso tuyo,
mi cuerpo tiembla,
cual estadillo de una bomba atómica
despedazando mi ser lentamente.


Pero no, !No! No tienes tú la culpa
de todo este infierno que estoy pasando.


De mis ojos negros que te ven,
 y tus ojos ciegos que no me quieren ver,
la culpa la tiene el destino, si el destino,
aquel que a fuego ardiente, calcina mis sentimientos
dejándome en la vida, el hondo pesar...
de no poder amarte.

                                                                         Julio Solórzano Murga- 09 enero 2016

DE TUS OJOS Y MIS OJOS CIEGOS


Y qué pasaría si tus dos luceros me iluminaran tiernos,
pintando de azul mi adormecido cuerpo.
Qué podría pasar si muy despacito me pierdo
susurrando delicias en secretos bosques de ébano.
No quiero pensar que sería de nosotros
si el brillo en  tu  mirada estallara en besos.
No tienes la culpa del mar que se posa  
en tus ojos de cielo.
No eres culpable del sutil anhelo
que devora mi centro,
ni de este apasionado corazón loco,
ni de estos ojos negros que te buscan ciegos.
La culpa la tiene el bendito universo.
Ese que conspira siempre junto al fuego
que abraza mis sentidos cada vez que te veo
dejando la vida guardar el secreto
de mis ojos ciegos.
                                                                                Carmen Amaralis Vega Olivencia


DICEN POR AHÍ
Dicen por ahí, que estás loca
que tus miradas se pierden
a la luz de la luna,
dicen que te ven reír,
 mirándote al espejo,
¡Si !,  en el espejo que te dio la vida,
como regalo fatal de nuestro encuentro.


Dicen que escondes tus labios,
a la luz radiante del día,
que no soportas las miradas de la gente
que con descaro quieren tocar tu bello cuerpo.


Dicen que eres un aloca apasionada,
que escondes en las cavidades de tu alma
aquellos besos de locura que un día me regalaste
aquellos besos apasionados que guardaste para mi,
privilegio que solo para mí me guardo el destino.


Dicen que estas verdaderamente loca
!Si! Loca! Loca!  Tan solo por enamorarte
de un hombre ajeno, prohibido de amar,
mientras yo a lo lejos sueño,
con los enfurecidos besos
que un día me dio, mi romántica loca.


                                                            Julio Solórzano Murga- 09 enero 2016



VERDADERAMENTE LOCA
Está loca, sí.
Posee la rareza de la soledad.
Se mira al espejo de la luna, y ríe,
Contempla con extrañeza sus surcos nuevos,
Esos que se van formando
cada vez que ríe a carcajadas
escondiendo sus labios.
Sabe sospechar de los que la tocan con descaro.
Los aparta con furia de su cuerpo loco.
Apasionada, guarda ternuras escondidas,
bien escondidas en las cavidades del alma.
Sus labios son hermosos,
privilegio que le regaló la vida.
Labios bellos,
Labios suaves que han dado besos de locura.
Si, besos locos con sabor a risa loca.
Si te besara sabrías de lo que hablo.
Hablo de los besos que sabe dar una verdadera loca,
Loca de delicias,
de delicias locas,
Porque para muchos ella solo es eso, una loca
que se muere de tanto vivir
sostenida de los vórtices de la soledad.


                                                                                 Carmen Amaralis Vega Olivencia

Retratos y poema a César Vallejo

José Pablo Quevedo (Perú-Alemania)

Retrato de César Vallejo ante el Sena

Y por la noche encerrada del Sena Vallejo viene.
Angulares son las sienes magníficas
y bien peinadas,
granítico el mentón en donde acomoda
su dispuesto puño.

Y de repente le rodeamos
como al término de una batalla
y con él libamos y con él hablamos.
Y lo que se sucedió del tiempo en sus tantos tantos,
él nos refiere y crece su habla.
Y Vallejo llora y Vallejo ríe
en la inflexión de sus propios verbos.

Crece de su bastón la flor en su primer tallo,
los Andes que guardan miles de nidos de estrellas,
las aguas que van rompiéndose de una nube,
la aldea donde pasa el viento hecho molino,
el instante que pasa Rita, “dulce y andina”,
tal vez, el “semblante augusto” de su padre.

Elevado y efímero pasa el tiempo,
lleno de ayeres y hecho de gangeares diarios,
hecho flor, hecho nube,
hecho solidéz desde la primera piedra
hecha estancia del dolor de la blasfemia.

Y César,
eres viejo y eres jóven,
y eres hijo y eres padre,
y eres continente y eres planeta,
poesía de la metáfora de nuestra existencia,
del devenir romántico del tiempo.


Nos mira y abraza al primero de nosotros,
mientras la ciudad en neblina es ceja del Ande.
Tanto bien hiciste al hombre, le decimos,
que la eternidad se hizo buena para merecerte,
sus pasos y sus zandalias has calzado
y tienes la antorcha que vela tu perfil inalterado



PERÚ AL MUNDIAL JULIO SOLORZANO MURGA

RUSIA 2018

Por fin se acabo la crisis
Que en 35 años acrecentaba
Pues termino ya la tormenta
Para el fútbol peruano termino la crisis
Gareca y sus muchachos acabaron con la hipnosis
De un país con emoción fallida
Hoy felices esperan en Rusia la bienvenida
A un mundial de fútbol donde el Perú es integrante
Vamos muchachos con la blanca y roja adelante
Que la afición peruana les esta muy agradecida.



VAMOS PERÚ


El fútbol peruano ya cayó
Juegan sin pundonor ni clase
Era de los arlequines su frase
Hoy que nuestro fútbol ya levantó.
El grito de Perú, Perú se escuchó
Naciendo en todos este refrán,
A Rusia Careca y sus tigrillos van
Con su fino toque al esférico
Garra y pundonor, dominio diédrico
Sobre el campo, las tribunas los aplaudirán 




17 noviembre 2017

KIRK DOUGLAS ZERILLO GARCÍA: POEMAS


VIAJE ASTRAL

Ella en el cielo condenada parece estar.
Ella se luce en la oscuridad, llena de luz al brillar.
Ella seduce en el universo tiene que estar.
La luna tan bella como un alma al destellar. ¿Qué estrella no destella al lado de ella
para hacerse más bella al brillar?
Ver estrellas como ilusiones perdidas que se van.
Sentir junto a mí el fuerte viento y querer soplar,
junto al viento cada vez que lo siento querer volar.
Elevarme con la aurora quería, volvía, dormía y luego me sentía despertar.
Verme que entre sueños me reía, de entre sueños volvía.
En el universo un alma nacía.
Cerca a una estrella fugaz quería estar.
Era ver nubes que se van,
queda el cielo en corta soledad.
El mar me rodea y el silencio también se va.
Sentía su fuerza y podía continuar.
Ver almas destellar, parecían estrellas al brillar.
Cerca al mar quería estar.
Entre cien almas pude encontrar
el alma de una pequeña doncella, parecía una estrella al destellar,
ella era bella como la luna al brillar cerca al mar.

PALABRAS

Algunas palabras te alegran.
Algunas palabras te hacen avergonzar.
Algunas palabras te hacen amargar.
Palabras para pensar.
Palabras para gobernar.
Palabras para humillar.
Te quieren hacer fracasar.
Palabras que provocan la guerra,
pero todos quieren las palabras
que incitan la paz.
Palabras que pueden tener el poder de curar.
Palabras que puedes olvidar.
¿Qué palabras puedes dar?
Palabras que no puedes matar.
Palabras para inspirar.
¿Qué palabras puedes cantar?
Palabras para amar.
¿Qué palabras te gustaría recordar?
Palabras que hacen rozar tus labios al finalizar.
Palabras, palabras, palabras.

TIEMPO

Los segundos pasan en el tiempo.
En cada segundo me enamoro del algo más que el viento.
Es la vida lo que siento.
Está lloviendo, el mar y el cielo parece que se están uniendo.
Fue lo que estuve viendo.
Corre a prisa, sin pies y no deja huellas
en la orilla del mar, pero se va el tiempo.
Escuchar melodías que hacen compañía a lo que siento.
¿Podrá estar ausente el amor todo el tiempo?
Caminar en el mundo hasta que se te va el aliento.
Siento frio, pero no se congela el tiempo.
Siento mi voz que desaparece al pasar el tiempo.
Un sueño de cristal estuve viendo,
fue una ilusión fugaz en el tiempo.
Existiendo entre vidas se te va el tiempo.
Entre distraídos estoy sediento,
se están entreteniendo y pierden el tiempo.
La sabiduría se gana estando consciente con el paso del tiempo.
Te siento vivir y también hay sufrimiento.
Vas creciendo y en el intento
de estar contento puedes morir, no miento.
¿Cuándo se me acabara el aliento?
Estuve hambriento y me alimento,
todo con el paso del tiempo.
El tiempo pasa y quedan recuerdos mientras que siga existiendo.
El tiempo se va cumpliendo
y no sé cómo morir a tiempo.
Espero cada estación junto al viento
y no sé si llega a tiempo.
Siento la fuerza del viento.
Dime ¿acaso la felicidad de un sentimiento

es constante en el tiempo?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...