06 julio 2018

JUAN SALVADOR: POEMAS


PEREGRINO SOY

Soy peregrino de hoy
No me importa dónde voy.
¿Mañana?. Nunca, quizás.
Manuel Machado
Peregrino es el que se pone en camino, adentrándose en tierra extraña, dejando atrás los soportes usuales de la vida diaria, desproveyéndose de todo amparo y de las seguridades que ofrece el lugar conocido y familiar.
Lo empuja una sed de novedad, de búsqueda de felicidad, de deseo de Absoluto,.....que sólo se satisface poniéndose en camino.
El peregrino parte a la búsqueda de algo o de Alguien, ... o quizás a la búsqueda más terrible y difícil : la búsqueda de sí mismo.
En el camino va adquiriendo nuevos ojos para contemplar a los demás, la naturaleza, la vida, la muerte,....la creación. Desde la precariedad de condiciones, la incertidumbre de planes y la sola confianza en la Providencia, aprende a esperarlo todo de cada día y a vivir el presente como única oportunidad de disfrutar de la belleza y gratuidad de la existencia.
El camino lo va transformando en una persona universal, que llama padre a Dios, hermanos a todos los
hombres y hermanas a todas las criaturas de la creación.
Durmiendo bajo las estrellas y caminando bajo el sol, experimenta la comunión con el universo, se siente libre como los pájaros del cielo y forjador de su propio destino.
Se abre de un modo nuevo a los demás, y va liberando su corazón de la manía de poseer, disfrutando sencillamente de ser, de existir. Se libera de la lógica de la competitividad, la explotación y el dominio del otro, para vivir gozando desde una actitud de servicio a los demás, compartiendo lo que es y tiene. Esta liberación le genera una gran paz y alegría.
El auténtico peregrino logra una vida en armonía consigo mismo, con los demás, con la creación y con Dios.

Juan Salvador
1 noviembre 2008
Hualmay, Perú


TENGO TODO EL TIEMPO DEL MUNDO

¡¡¡ Qué maravilla !!!
¡¡¡ Hoy no tengo nada que hacer, sólo ser !!!
¡¡¡ Tengo todo el tiempo del mundo !!!
Mi corazón late pausadamente.
Mi presión baja inexorablemente.
Mis constantes se equilibran.
Mi cuerpo-alma se torna placentero y feliz,
danzando armónicamente en la sinfonía del Universo.
¡¡¡ Qué placenterito estoy !!!
Hoy no tengo nada que hacer.
Es mi ilusión primera.
Es mi vivida quimera.
¡¡¡ Qué maravilla !!!
Vivo en el presente eterno.
Vivo en un continuo ahora.
No envejezco,
aunque los demás envejezcan.
No muero,
porque los demás mueran.
Estoy en el centro de la eternidad.
Mi vida toda es aquí y ahora.
Vivo en el ritmo de las estrellas.
En esta perfecta sintonía,
todo es espontáneo y fácil.
La abundancia del Universo fluye en gozoso éxtasis.
¡¡¡ Hoy no tengo nada que hacer, sólo ser !!!
¡¡¡ Hoy tengo todo el tiempo del mundo !!!

Juan Salvador
Hualmay. Perú.
27, agosto A.D. 2017


NOS IREMOS LOS DOS

¡ Qué necios y torpes son ustedes ¡….
Cuándo tocó mi puerta?.
Solía visitarme.
Esta vez lo hizo a lo grande.
Tan fuerte que me llevó con Él.
Estaba allí.
Siempre estaba.
Cada día más real.
Desvió mi destino.
Ya no se irá jamás.
Ni puede irse.
Es Alianza de Amor.
Cada día vuelve a entrar en casa.
Me trae la memoria frescos recuerdos.
Imborrables. Fundantes.
Sólo podrá irse cuando yo me vaya.
Nos iremos los dos.

Juan Salvador
29 Abril A.D. 2017
Hualmay, Perú.


NOS IREMOS LOS DOS

¡ Qué necios y torpes son ustedes ¡….
Cuándo tocó mi puerta?.
Solía visitarme.
Esta vez lo hizo a lo grande.
Tan fuerte que me llevó con Él.
Estaba allí.
Siempre estaba.
Cada día más real.
Desvió mi destino.
Ya no se irá jamás.
Ni puede irse.
Es Alianza de Amor.
Cada día vuelve a entrar en casa.
Me trae la memoria frescos recuerdos.
Imborrables. Fundantes.
Sólo podrá irse cuando yo me vaya.
Nos iremos los dos.

Juan Salvador
29 Abril A.D. 2017
Hualmay, Perú.

QUIERO UN RE-ENCUENTRO

Yo te busco,
Tú me buscas.
Yo te anhelo,
Tú me anhelas.
Quiero un re-encuentro.
Sin ti, soy nadie,
sin mi, eres nadie.
Te deseo con pasión,
Me deseas con pasión.
Quiero un re-encuentro.
No serías Tú,
si no te reconociera yo.
No serías bueno,
si yo no fuera malo.
No serías amigo,
si yo no fuera tu enemigo.
No me buscarías,
si no me hubieras encontrado ya.
No me atraerías,
si yo no fuera especial para Ti.
No me soñarías,
si yo no estuviera despierto.
Quiero un re-encuentro.
Me has hallado,
eternidad en espera.
Qué dura briega,
qué larga porfía,
cúan recio afán,
qué entrañas más aviesas,
qué carácter más indomable,
qué genio y figura más salvajes.
Me forzaste y me venciste.
Me sedujiste y me pudiste.
Saberme encontrado, seducido, subyugado,
es tu triunfo.
Vibración y emoción.
Felicidades.
Alcanzaste tu desafío.

Juan Salvador
Hualmay,Perú.
17 de octubre de 2017

UN NUEVO CAMINO DE VIDA

De una ética consumista a una ética de austeridad compartida.
De una ética materialista a una ética espiritual.
De una ética individualista a una ética solidaria de comunión.
De una ética atea a una ética de fe en el Dios de la Vida.
De una ética nihilista del “nada importa nada” a una ética humanista de “todo importa todo”.
De una ética de la ley y la norma a una ética del Espíritu.
De una ética del tener a una ética del ser.
De una ética corrupta a una ética honesta.
De una ética de la desigualdad a una ética de igualdad de oportunidades.
De una ética del descarte a una ética de favorecer a colectivos desfavorecidos.
De una ética del poder a una ética del servicio.
De una ética por imposición a una ética asumida libremente.
De una ética violenta a una ética de la no-violencia.
De una ética interesada a un ética sin intereses creados.
De una ética del mercado salvaje a una ética del mercado justo.
De una ética de la exclusión a una ética de la inclusión de todos.
De una ética de la muerte a una ética de la Vida.
De una ética del desamor a una ética del Amor.
De una ética de las ideas a una ética de primacía de las personas.
De una ética injusta a una ética de justicia social.
De una ética de la letra y las fórmulas a una ética del Amor gratuito de Dios.
De una ética de mínimos a una ética de máximos.

Juan Salvador
24 Agosto A. D. 2016
Hualmay, Perú.


EL PODER DEL SILENCIO

Un día ya lejano, visité el Monasterio del siglo XV de la Cartuja de Jerez en el Sur de España y con gran asombro leí unas palabras colgadas en la austera habitación donde el hermano portero recibía : “Nunca estoy menos solo que cuando estoy solo”. Aquella frase se quedó oculta en mi memoria durante años y, un buen día, emergió de mis adentros desde la interrogación ¿Qué podían significar aquellas palabras?.
La dinámica de la vida de continuos planes, de viajes, de salidas, en la que nos ha imbuido la sociedad de consumo y hemos aceptado y hecho nuestra, es una locura colectiva que sólo nos lleva a mayor insatisfacción. Salimos insatisfechos y volvemos insatisfechos y estresados.
¿Por qué?, porque el primer viaje y el más importante de nuestras vidas es el viaje hacia el interior, el viaje hacia tu paraíso interior. Allí te conocerás a ti mismo, te aceptarás, te querrás y encontrarás la quietud del alma y una gozosa paz desde la que afrontar la dura vida. Y es el viaje que muy pocos hacen, porque quizás la aventura más difícil y arriesgada sea la búsqueda de uno mismo.
Durante años fui alegremente a bares y lugares abarrotados con una contaminación acústica y ambiental insoportable hoy para mis oídos. Vivimos en una sociedad que te impele a estar continuamente fuera, en espacios públicos, pendiente de lo ocurre fuera de ti, gastando y consumiendo. Unas pautas sociales determinadas desde los departamentos de marketing de las grandes multinacionales con el objetivo único de crear una sociedad de productores y consumidores sin alma.
Hasta que descubrí que vivir solo es un lujo. Dormir solo es un lujo. Organizarse solo en una casa propia es un privilegio. Estar en silencio es un placer. Dedicar el domingo, o cualquier día de la semana, a estar solo en casa, sin planes ni vida social alguna, es uno de los mayores placeres de la vida.
Descubrí que la soledad y el silencio me aportan grandes beneficios. Me abren al encuentro conmigo mismo y con el Dios que me habita. Me posibilitan un pensamiento propio y original. Me siento libre y gozoso, me resulta reparador y me conceden una sensación de bienestar placentero. Encuentro en ellos el equilibrio y la armonía para salir de nuevo a la lucha de la vida.
Mi capacidad contemplativa compensa la hiperactividad destructora de mí mismo. Me desintoxico de un mundo lleno de estímulos y con sobrecarga informativa y aprendo a tolerar la insoportable levedad de estar a solas conmigo mismo, y superando el aburrimiento y el vacío, soy capaz de encontrar el gusto a estar solo. Desde allí tengo la posibilidad de desarrollar algo nuevo y creativo.
Sal de la rutina de estar siempre con gente o haciendo algo. Busca tu desierto y en silencio, recibe tus propias revelaciones, sintoniza con la divinidad, conecta con el Espíritu, busca tu propia espiritualidad, sé tú mismo.
Cuando tus ojos estén en contacto con tu ser interior serás capaz de captar la esencia y la luz que hay detrás de todo. Gozar de la vida, de cada momento, pero sin quedarte, apropiarte o posesionarte de nada, porque ya llevas dentro la luz.
Lo exterior es frágil, cambiante, inestable, pura ilusión. Todo lo que se tiene se puede perder. Pero todo lo que se es, nunca lo perderás, es imposible.
Trabaja el ser, cultiva el espíritu. Un espíritu desapegado, desaposesionado, no tiene miedo a perder nada y alcanza la felicidad que nace de vivir sin poseer. Sólo ser y estar con.
En tu paraíso interior interior accedes a otro mundo, a otra dimensión, trasciendes la dualidad y renaces al verdadero Amor ( Ktodos los seres sean felices ), a la conciencia que no juzga, a la paz profunda. Basta existir para ser feliz.
Es una nueva forma de existir, de estar en el mundo : vivir por Amor, existir por Amor, trabajar por Amor, soñar por Amor.
No buscar nada, no tener nada, no desear nada, no pretender nada, no querer nada. Silenciar toda ambición, silenciar el afán de tener, el afán de saber, el afán de poder, el afán de poseer, el afán de protagonismo, el afán de ganar, el afán de ser alguien, la imperiosa necesidad de demostrar al mundo que existes.
En esta desnudez halla el espíritu quietud y descanso, pues nada le impele hacia arriba y nada le oprime hacia abajo, que está en el centro de sí mismo.
Que cuando algo codicia, en eso mismo se fatiga.
Juan Salvador
Abril 2017
Hualmay, Perú


TIEMPOS DE CAMBIO

A veces la vida viene distinta, se pone misteriosa y entramos en una etapa de incertidumbre que, bien gestionada, es el suelo fértil para la creatividad y la libertad, para una vida nueva desde el espíritu.
La incertidumbre es penetrar en lo desconocido en cada momento de nuestra existencia. Sin apegos ni condicionamientos. Lo desconocido es el campo de todas las posibilidades, siempre nuevo, siempre fresco, siempre abierto a nuevos horizontes.
Renunciando a nuestro apego a lo conocido, al pasado que nos esclaviza, y adentrándonos cada día en lo desconocido y lo incierto, la vida se llena de emoción, misterio, aventura, magia, alegría de vivir, gozo del alma.....
Cuando te apegas a algo, congelas el deseo, detienes la fluidez del espíritu, empobreces la evolución y el proceso de la vida.... y encierras la creación en un marco rígido que obstaculiza el avance de la mente creativa, la voluntad divina, que orquesta la danza del universo.
Sin desapego somos prisioneros del desamparo, de la desesperanza, de los intereses del pasado, de las necesidades mundanas, de la desesperación silenciosa y de la muerte del espíritu.
La inseguridad, el desapego vividos desde la sabiduría de la incertidumbre, nos encaminan hacía la riqueza de la creación, la abundancia de los bienes, hacía la libertad para crear, hacía la evolución plena como ser humano y divino en el campo infinito de todas las posibilidades,…..
Si te sientes inseguro, si te han serruchado el piso, si te sientes en el borde del precipicio, si tienes la sensación de caer al vacío, estás en el camino correcto.
Estás llegando a la consciencia de tu SER más auténtico, de tu YO más grande y libre, de ser tú mismo sin las seguridades que tenías antes, sin las agarraderas del pasado, sin los condicionamientos de tu consciencia anterior.
Estás dando pasos de gigante en tu evolución como persona, como ser universal, como espíritu libre y abierto a la creación de Dios, desde la novedad radical de estrenar existencia en cada nuevo momento de tu vida.
No renuncies a tus deseos, ni a tus nobles intenciones, ni a tus bellos proyectos, pero siempre desde el desapego y la sabiduría de la incertidumbre.

Juan Salvador
Mayo A.D. 2016
Hualmay, Perú

EL HOMBRE ES ……

Un ser inacabado.
Un proyecto siempre abierto.
Un ser en proceso.
Una orientación hacia el futuro.
Apertura a la trascendencia.
Transformador del presente.
Llamado al crecimiento.
Mirada hacia adelante.
Ser para el encuentro.
Ser para los otros.
Ser para Dios.
Ser escatológico.
Diseño siempre nuevo.
Esbozo de Hombre esclarecido.
Boceto de Nueva Humanidad.
Vocacionado a la fraternidad.
Depositario de la verdad.

Juan Salvador
Agosto A.D. 2016
Hualmay, Perú











JUAN SALVADOR



Nacido el Jueves Santo de 1961 en Sevilla, España.
Estudió Agricultura en Sevilla e Israel.
Filosofía y Teología en Sevilla y Roma.
Ingeniero, paisajista, piloto, explorador, empresario, monje, sacerdote, misionero, emprendedor, pero sobre todo, buscador.
Buscador de la verdad, buscador de los bienes imperecederos, buscador de una espiritualidad propia, buscador de la belleza, de todo lo bueno y noble de la vida.
Visitó más de 40 países buscando amigos de Dios y profetas.
Amante de la naturaleza, aficionado a subir montañas y a volar.
Actualmente reside en Perú.
Quiere compartir contigo su búsqueda personal, sus negociaciones con Dios, su inédita poesía.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...