10 noviembre 2017

Huacho, lucidez y esperanza

  JOSÉ PABLO QUEVEDO
Huacho, lucidez y esperanza
(A Julio Solórzano, con mi aprecio de siempre.)

Lápiz abriendo una ensenada al mar,
ola que ante la nube toma el color del eterno cielo,
ella va caminante hacia la pirámide de piedra
con la nube alta y rosacia que la enciende.

La ola sacó piedras de cantos rodados
de los ríos que enmudecieron,
hizo el tiempo triangular de sus calendarios,
dio la eternura a sus hijos labradores
en el poncho del color abierto con la tierra.

La ola que acredita sus bemoles, suspendida
está en una manta y detenida en Caral
donde reposa la cabeza de la Paz Humana,
la lucidez y la esperanza de mil años.

Sobre el pecho de la ola infalible la luna asoma,
los peces brillan, se mueven hamacados,
ruidosamente como cántaros silbadores
el alba nace, se procrea, un rayo de sol se levanta.

La línea es la filosofía de la ola, que se construye
y se destruye eterna con el parpadear de su luna,
en el ojo avizor que va al azul circular del infinito.

Cuando las nubes partan y las olas alcen sus crestas,
describirán las parábolas en las aguas que devienen,
para hacer el tiempo otro nuevamente
y para juntar una y otra orilla en el tiempo
de la Paz Eterna.

Berlín, noviembre de 2017

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...