25 octubre 2013

"L I P L E" de Saúl Gárate Farfán.

L I P L E
(Distrito de Naván-Provincia:Oyón-Lima)
Autor: Lic. Saúl Gárate Farfán.
Etimología.-
El  nombre de Liple, anexo  del  distrito  de  Naván,  se  dice  provenir de  dos  sonidos onomatopeycos:  LI-PLE.

Antiguamente los  primeros  habitantes de estos  pagos, no  sabían de   lo  que  es  cerrar la  puerta  de  sus  viviendas,  tan  alto  estaba  la  práctica del  valor de la honradez que  todas las  moradas se  “aseguraban” simplemente con un tronco  seco ya  de  molle, magüey o chirimoyo. Lugar por  siempre  ,  paso  forzado de arrieros,  caminantes, itinerantes que  transitaron  sus  sinuosos  caminos, que viniendo  desde la  costa unía   pueblos  engastados  en  las  estribaciones de su  caprichosa topografía hasta  llegar a los  pueblos  de la  parte  amazónica del  lado  contrapuesto de la cordillera  de Los Andes.

 Se  dice, que  uno  de  tantos caminantes,  agobiado por el  cansancio , la  cercanía  de la oscuridad  de  la  noche  y  el hambre , solicitó  hospicio en  una  vivienda a la  vera  del  camino. Llamó  con  insistencia  una  y  otra  vez sin lograr   de  respuesta   voz  alguna, pues , el  dueño,se  hallaba ausente.

Como  el  hambre,   y la  oscuridad  de la  noche apremiaba, retiró  el  tronco  de la  puerta de la  cocina y sorprendido pudo  escuchar que  desde el  fondo,  donde  estaba  el  fogón se  dejaba  escuchar un  intermitente  susurro : LI-PLE,LI-PLE, LI-PLE… Presuroso, escrutó dentro  de la  penumbra y  pudo  comprobar que tal  sonido y  el  rico  aroma que  invadía  el  ambiente  procedían de una  olla  de  barro expuesta entre  tizones  de  seco  molle; era  una  deliciosa  mazamorra de calabazas,con leche, harina  de  maíz  “chullpe” en  almíbar  de  chancaca .Con  avidez   mitigó  su  hambre, luego,  cerró  la  entrada  con  el  tronco seco y prosiguió su  camino, perdiéndose  en  la  inmensidad  de  la  noche. Llegado  a  su  destino, ponderó  de  todo  cuanto  le  había  sucedido  en  el  trayecto, particularmente,  en  ese  vallecito  interandino, de  granadillas  paltos  y  guayabos,  solo  le  quedaba  el  grato  recuerdo de  aquel  sonido  que  aún seguía  excitando a sus tímpanos  y  su  estómago:  LI-PLE  o  simplemente,  hoy … LIPLE. “MIRADORCITO DEL  CIELO”.

Saúl Gárate Farfán.

Julio del  2007.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...