07 septiembre 2012

EL ACORDEÓN DEL TIEMPO EN LA LITERATURA DE RÁUL GÁLVEZ CUÉLLAR

EL ACORDEÓN DEL TIEMPO EN LA LITERATURA DE RÁUL GÁLVEZ CUÉLLAR

  Por José Pablo Quevedo 

 RGC después de haber dado tantas vueltas de campana a sus sueños,  tirar los dados al destino con los cubiletes del tiempo, vuelve con un rostro  más rejuvenecido y perfila una Literatura actual, competente y que calza  las sandalias de su tiempo.

El autor de Aforismos y de muchos libros de cuentos, nos recrea y nos  hace reflexionar sobre la relación entre la Literatura y la Filosofía en  esta nueva creación, hecha novela.

RGC danzó en solitario al compás de la orquesta llegada desde Lamud,  el viernes 27 de julio del 2012, en Ubilón, en un inmenso solar de  propiedad de su sobrina (por parte de su esposa Lucy), doña Celia Mori Gutiérrez.   Se festejaba el cumpleaños de Deissy Tuesta Mori.  Durante una pieza musical, nadie salió a bailar, aparte de él. Ante  decenas de parientes de su esposa, RGC toma un lapicero, extrae de su  bolsillo una libreta de notas y realiza el acto simbólico de escribir, teniendo  como escritorio el suelo encementado del gran patio. Pero en ningún momento  deja de bailar al compás de la música. Levanta la testa, la gira, mira las estrellas, la luna  resplandecientes, y los cerros que rodean el paisaje amazónico, mientras sigue su alegre  danza que objetiva,  el acto escritural premonitorio que habrá de plegarse en  el acordeón del tiempo, con la redacción y lectura de su próxima novela  "YERBABUENA" que planea publicar lo antes posible "si Dios le da vida".

Yerbabuena es un mercado dominical donde convergen miles de personas  exhibiendo toda clase de ganado y de productos alimenticios de la Zona. Cada  domingo se mueven millones de soles, pues concurren ganaderos de muchas  provincias, y aún de otros departamentos de la Costa y hasta de Lima que buscan  el buen ganado. (Estos detalles, piensa publicar RGC  en "Yerbabuena" con  fotos del mercado que tanto le ha impresionado). RGC explicó en su discurso de agradecimiento, el significado de su  danza en solitario: el tiempo es un Acordeón que se pliega y despliega entre  actos aparentemente pretéritos pero vivos en el tiempo futuro y presente.

En su reciente novela "Gato Egipcio" a presentarse este 18 de agosto por  Jorge Luis Obando en el Congreso Internacional de Poetas y Escritores en  Huacho, se lee  "...hoy es 16 de agosto de 2012 en Huacho...",  uniéndose el  tiempo en un ejercicio que acerca su filosofía a la literatura. El acto escritural de la danza donde también se oía al acordeón, inspiró al vate  para explicar a los asistentes de la fiesta, el origen de la Filosofía del  Mundo Andino, y la relación de la poesía con la filosofía que refleja  el libro "Arte Regresivo", creado por el filósofo y poeta peruano José  Pablo Quevedo que vive en Alemania.
 Esta demostración real y metafórica del baile a los acordes de la  orquesta, quiebra el concepto lineal donde no existe la sucesión, sino que  contrario sensu unifica las categorías espacio-temporales, rompiendo la  tradición del tiempo comúnmente aceptada y construye los instantes perpetuos,  regresivos, repetitivos y diferentes. Los asistentes de la fiesta escuchan desde sus indescriptibles  estereotipos, el discurso del poeta, ya que uno de los presentes le había preguntado  "¿qué ha significado ese baile?".

 El acordeón arruga el tiempo, lo extiende y lo contrae. Vibra en sus  pliegues lo que no se puede separar. El acto escritural y simbólico del  danzante une el presente al futuro y al pasado en el movimiento del instrumento  musical que no cesa de tocar la marcha y contramarcha de los hechos en  la ilusión fenoménica de su tradicional apreciación. Es el andar del  cangrejo y el salto del canguro desarrollados en el Arte Regresivo, ahora  traduciéndose en este acto redactario que une el presente a los recuerdos del  futuro, no hay distinciones ni separaciones en el tiempo, menos en los  espacios en los que inútilmente se pretenda establecer la sucesión.

  " ... Hoy es 16 de agosto del 2012 en Huacho..." se lee en la novela  Gato Egipcio de RGC, quien lo repetirá en su discurso inaugural del próximo  Congreso. En dicha novela se indica también el día de julio en que estas  líneas se trazaron. Es el esfuerzo del escritor en demostrar el  estiramiento y la contracción temporales en el marco de su unidad. Que la filosofía  no sólo concilia con la poesía, sino que se emparenta con la literatura,  ahora con el baile de la escritura que va a compaginar en su próxima  novela "Yerbabuena" a presentarse en una Feria Dominical del pueblo de  Yerbabuena, en ese mercado típico, pintoresco y único, situado en la sierra y ceja  de selva del Perú.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...