28 septiembre 2012

Aristóteles Requejo Armas

Aristóteles Requejo Armas es natural de Cajatambo, Región Lima. Poeta, Ingeniero Electrónico, hijo del fallecido profesor Humberto Requejo Llanos y de doña Mercedes Armas, respetable y conocida familia cajatambina dedicada a la docencia y a la promoción cultural de su provincia.
En la actualidad reside en el país hermano de Venezuela desde hace ya varios años, en donde desarrolla su carrera profesional, y se dedica a la labor literaria, parte de su producción se difunde en dos ventanas virtuales que administra. 
Sus poesías tienen esa profunda nostalgia que envuelve al hombre cuando se está lejos de la tierra añorada.

En sus propias palabras y con enorme sencillez, el poeta comparte con nosotros un poco de sus inicios en la literatura.

“Me formé en el ámbito de las metodologías científicas, pero prefiero los ejercicios literarios antes que los modelos matemáticos. Llega más al corazón el poder de la palabra que una fórmula matemática. Aunque alguien mientras presentaba el primer libro de cuentos titulado “Forjando Voluntades” me dijo, que como literato era tremendo ingeniero, pero luego para congraciarse me aclaró que lo decía, por los cuentos cortos que escribía.

Vivo enamorado de mis raíces. Me encanta sobre todo, descifrar en palabras los misterios de lo sencillo y lo humilde, por eso abrí un blog llamado: “Hecho en mi pueblo” (hechoenmipueblo.blogspot.com) donde intento recrear los  valores de mi pueblo a través de cuentos y versos.
 Mientras me desempeño como Ingeniero en Electrónica -título que obtuve en la Universidad Nacional de Ingeniería de Lima-, me relajo escribiendo cuentos y versos los cuales leo y releo hasta el cansancio.

Recuerdo que estaba en primer año de secundaria y el profesor de castellano nos pidió que trajéramos una poesía a la madre, lo busqué entre los libros de la casa pero no conseguí una, de modo que, esa mañana, luego de ordeñar las vacas, camino al colegio, inspirado en mi madre pude escribir dos estrofas lo cual presenté, pero el profesor me puso cero. Hice el reclamo y me dijo que a dicho poema le faltaba indicar el autor, lo escribí yo, le dije, no es verdad, me dijo, eso no puedes haberlo escrito tú. Aunque luego el profesor corrigió la nota, ese hecho representó un gran impacto que me hizo refugiarme en las matemáticas y me hice ingeniero. Ya voy llegando a los cincuenta y llevo apenas un poco más de ocho años seducido por el arte de la palabra.

Desde entonces, he escrito muchos cuentos cortos y poemas aun no publicados  y estoy trabajando en mi primera novela. Mi motivador siempre ha sido mi hermano Ulises a quien tengo mucho que agradecer”.


CAJATAMBINO SOY

Hijo de mi tierra soy
de la lluvia, del viento y del sol
mis canciones de cuna son
las armonías del Cuchichaca trovador
el Huacshash… es mi blasón
mi madre, …puro corazón.
Cajatambino soy.

No te preocupes mi hermano
si el pichiuchanca temprano
en tu ventana su trino
entona verso cajatambino.
Es que él mismo mi hermano
es también nuestro hermano.
Cajatambino soy.

Silbando como un jilguero
corriendo subo los cerros
volando cual mensajero
para separar los becerros.
Por el mundo voy.
Cajatambino soy.

El rupucho es a mis bolcillos
como las vacas en los rastrojos.
Es que son parte de mis antojos
mi mutilushtu cuando espigo
mi Jachachupi
mi picante de cuy
mi locro con su racta ractán
y qué decir de mi pari señores!
potaje sin igual!
Cajatambo es mi cultura.
Cajatambino soy.

Y cuando vuelvo a mi pueblo
y voy pasando Parientana
siento una emoción tan grande
que se me nubla la mente
el corazón se acelera
sin querer estoy llorando.
Cajatambino soy.


ASTOBAMBA: Canta pichiuchanca, canta!

Canta pichiuchanca, canta.
Aun adolorida
y aun desgarrada
canta pichiuchanca, canta!

Te bañé con agua
te lancé una piedra
te partí el ala
pero canta pichiuchanca, canta!

Se oyen muy tenues tus trinos
y están que se rompen tus caminos
tenemos que enmendar unidos
cajatambinos astobambinos

Canta pichiuchanca canta!
canta como siempre en Ocopata
en Tucurrumi, Milpoj o Rucushtana
pero canta pichiuchanca, canta!

Aquí están mi corazón y mi garganta
mi cielo azul y mi nostalgia
gritando que si podemos caramba!
unidos salvar Astobamba!



LAS MANOS DE MI MADRE

Las manos de mi madre…
manos curtidas en el fogón.
hechas de corazón,
hechas de alma.

Las manos de mi madre…
aun con espinas entre las uñas
llenas de amor,
llenas de calma.

Las manos de mi madre…
manos sosteniendo el barretón
trabajando con pasión
como si fuera un varón.

Las manos de mi madre…
montando sobre la tullpa el perol
preparando el pari con emoción
¡que portento!, ¡que sazón!…

Las manos de mi madre
apretándome entre su pecho el corazón
desbordada de calor
henchida de amor

Por las manos de mi madre…
quien en silencio me dio a luz
hoy hago pública mi voz
y mis versos ven la luz,

Es para mi madre…
que me dio sus noches y su amor
hoy le entrego mis besos
hoy.., hago suyos mis versos

--

Blogs de Aristóteles Requejo Armas:
Hecho en mi pueblo
Vientos de ciudad

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...